Las guías de la bruja: Vías de escape. Compendio práctico de portales a mundos de fantasía. Harrow E. Alix

portada reseña las guias de la bruja

Título: A Witch’s Guide to Escape: A Practical Compendium of Portal Fantasies
Autor: Harrow E. Alix
Editorial: Publicado en Apex Magazine (Apex Book Company)
Año publicación: 2018
Género: Relato corto. Fantasía
Encuentralo en: Apex Magazine (en inglés)Traducido al castellano

Opinión personal: Encontré Las guías de la bruja: vías de escape, por pura casualidad. En realidad, ya no recuerdo cómo, así que si llego a hacerlo, dejo estas líneas disponibles para su edición en el futuro. Lo más importante es decir que este relato, ganador del premio Hugo y de otros reconocimientos de los lectores, me dio momentos agridulces y algo de nerviosismo, pero también me dejó con una gran sonrisa por lo bien escrito que está.

Si hay algo que se nos critica a los que escribimos y leemos fantasía, es la falta de conexión con los asuntos de este mundo, el nuestro. Cada vez que escucho algo así, no puedo estar más en desacuerdo. Si alguno de ustedes es fan de sagas como The Witcher o de autores como Terry Pratchett, Neil Gaiman o Brandon Sanderson, -y yo soy todas esas cosas-, podrán dar los ejemplos de las problemáticas actuales que se pueden tocar en un mundo de fantasía. Incluso si lo ambientamos en una supuesta Edad Media o en medio de un grupo de brujos, elfos y gnomos. Cada personaje representa a una problemática de la sociedad.

En “Las guías de la bruja: vías de escape…”, nos encontramos con una bibliotecaria muy interesante. En el sentido brujeril, claro. Y los casos de los jóvenes que van a tomar prestados los libros nos dan mucho que pensar. Porque sí, los libros se ponen felices al ser tomados de sus estanterías. Y la guardiana de éstos siempre encuentra la forma de recomendar el más indicado al que lo necesite.

Se puede ver que la adolescencia es un período muy difícil para algunos y que, en ocasiones, un libro puede ser un gran amigo. Sí, ya sé que van a acusarme de cursi fanática de la lectura, pero creo que ningún videojuego, ninguna lista de reproducción de videos y ninguna cantidad de likes en las redes sociales me hubieran dado las horas de entretenimiento que me dieron los libros que descubrí durante la secundaria.

Si pudiera convertirme en una de las brujas que administran esa biblioteca, lo haría. Por lo pronto, seguiré recomendando esta historia a todos. Vayan a leerla. Es gratis.

Calificación:
Apto para: Lectores de relatos. Aficionados a la fantasía. Gente buscando un portal mágico, por las razones que sean.
No apto para: Los de Servicios Sociales. Gente sin imaginación. Cazadores de brujas.
Dulzura: La narradora. Los libros, en sí.
Acción: No hay en esta historia. 
Sangre: Tampoco encontrarán. No, al menos, en primer plano.
Sexo: No es el centro de la historia. Ni la periferia. Solo una mención algo triste, que uno puede imaginar.

(Aviso: No pongo más puntaje en números. Si lo terminé de leer es porque lo disfruté. Los que no termine irán en otra sección.)

Cyn Romero

Amante de toda historia bien contada, real o ficticia. Bloguera y escritora del interior de Argentina.

También puede gustarle...

4 Respuestas

  1. Yo creo que la verdadera realidad, la más amplia, es algo notablemente extraño. Por lo que una forma de vislumbrarla es a través de la ciencia ficción y del género fantástico.
    Estoy aprendiendo a valorar a Neil Gaiman. No sólo por el sentido del humor, al aparecer en un capítulo de Los Simpsons. Sino como guionista de logrados capítulos de Doctor Who. Como guionista de historietas de Batman. Y su gran personaje, The Sandman. Y sobre todo por su hermana mayor, esa versión tan especial de la muerte.

    Una bruja bibliotecaria. Me gusta ese concepto.

    Besos.

    • Cyn Romero dice:

      Ohh, tengo que leer The Sandman. El personaje de la Muerte ya lo vi en Good Omens, pero lo tengo más de Terry Pratchett. Voy a buscarlo.
      Y sí, es verdad. La realidad es lo más fantástico y extraño, los géneros literarios son solo formas de abordarla.
      Un abrazo.

  2. ¡Hola, Cyn! La Fantasía tiene entre sus grandes pilares la construcción de mundos, con unas reglas físicas muy definidas, en los que los personajes y el elemento fantástico sean verosímiles y, además, puedan conectar simbólicamente con el mundo real que vive el lector.
    También comparto lo que mencionas respecto a la lectura. El mundo del ocio esta repleto de opciones, pero la intimidad, la empatía que se entabla entre un lector y un libro, y con la ficción que en él se encuentra, es incomparable. Ojalá la gente se de cuenta de ello y de que nunca recordaremos los miles de memes que aparecen en las redes, pero sí la lectura de una novela un día de lluvia o en una cafetería. Aprovecho para desearte unas maravillosas navidades y un fructífero 2020 lleno de sueños propios y ajenos. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *